CARLOS LORCA TOBAR: UNA VIDA PARA EL SOCIALISMO Y LA REVOLUCIÓN

Chantal Castiglioni –  Milan – Italia –  PARA UTE NOTICIAS

Un tablero de ajedrez y las partidas que duraban horas interminables. Un tablero de ajedrez, somos miles de peones en las manos de la dictadura. Un tablero de ajedrez, la lógica que se mezcla a la intuición. Un tablero de ajedrez mientras jugaba con nuestro Presidente mártir Salvador Allende, en su casa, recuerdos que se presentan a mi mente tiernamente como caricias. Un tablero de ajedrez y aquel viaje en tren con Jaime, mi hermano menor, estábamos tan perdidos en el juego que no bajemos a nuestra parada. Un tablero de ajedrez puede convertirse en una emocionante aventura. Un tablero de ajedrez con el rey, la reina, dos torres, dos alfiles, dos caballos y ocho peones. Tenemos que defender el rey y la reina que se identifican con nuestra democracia y nuestra libertad, nuestra identidad y dignidad de Pueblo. Un tablero de ajedrez, mis libros y mis vinilos, la pipa y el humo que dibuja pensamientos e ideas para seguir luchando en la clandestinidad. Un tablero de ajedrez compañero fiel junto a los ideales y a la práctica revolucionaria socialista. Un tablero de ajedrez, mi esposa y mi hijito. Un tablero de ajedrez, la represión golpea con insistencia a nuestras puertas hasta que se las derriben. Un tablero de ajedrez lleno de compromiso, estudios, amigas y amigos, compañeras y compañeros, sueños, amor y combate para la afirmación y la construcción de una sociedad más digna y en la que los derechos humanos triunfen finalmente. Nuestra tarea es la lucha diaria y clandestina. Somos jóvenes socialistas estamos jugando la que ya sabemos ser nuestra última partida a favor de la vida y del Pueblo del que somos partes y actuaremos para defenderlo hasta el final.

Me llamo Carlos Lorca Tobar, soy médico, soy dirigente del Partido Socialista de Chile y fui diputado socialista por Valdivia. Tengo 30 años y soy integrante de la dirección clandestina de mi partido. La única forma para seguir con nuestro compromiso es la de la clandestinidad. No tenemos otra perspectiva. Es desde el 11 de septiembre de 1973 que resistimos y no nos rendimos. Tienen que detenernos a todas y todos y tampoco así se parará la ola de la rebelión.

Soy Carlos Lorca me aprehendieron el 25 de junio de 1975 junto a la compañera Modesta Carolina Wiff Sepúlveda. Fueron los agentes de la DINA. Los terribles agentes de la DINA. Y en un momento mi vida se apagó por los golpes y las torturas, las vejaciones y las humillaciones sufridas. Los malos tratos dibujaron en mi carne un mapa de horror y espanto. En este lugar somos una muchedumbre de almas corroboradas por los golpes, por los castigos y los tormentos, por los gritos de dolor de otros prisioneros, por permanecer incomunicados. Somos peones en este tablero de ajedrez que es la vida en cautiverio. Imagino este escenario de muerte escondido por la venda. Soy Carlos Lorca, soy médico, si sales vivo de aquí, di que estoy detenido…

El tablero de ajedrez y mi última partida contra el régimen. Me mataron y redujeron mi cuerpo a ceniza, pero al final fui yo a ganar, a pesar que aún me encuentro desparecido, estoy vivo en la memoria de mi Pueblo que sigue levantándose contra la herencia dejada por la dictadura. Tengo la certeza que mis huellas y las de mis compañeras y compañeros cavarán un surco profundo en la conciencia viva de miles de otros jóvenes que incendiarán las calles de la revuelta y de la desobediencia revolucionaria. ¡Unidos con el Pueblo venceremos!

Chantal Castiglione