IRIS ACEITON VENEGAS – MI 4 DE SEPTIEMBRE 1970

IRIS ACEITON VENEGAS

Me habían llamado desde el Central de la Jota pocos días antes. Allí, en una reunión de “dos”; nuestro Sub-secretario “Checho Weibel” y yo, me informó de la misión que tendría que emprender aquel 4 de septiembre. Yo no tendría el privilegio de votar por Salvador Allende, por el que había trabajado incansablemente para que éste llegara a la Moneda. Recién el 17 de ese mismo mes cumpliría los 20 años. En una segunda reunión, incorporaron a ésta, a un joven y buenmozo estudiante de Ingeniería Industrial de la UTE, a quien yo conocía muy poco… Su perfil físico estaba muy lejos del que se le atribuía a un “upeliento” …  Rubio, ojos creo que azules, vestía con el moderno descuido de un joven universitario proveniente de una “buena familia” …

Harto trabajo me costó emular la indumentaria física de mi compañero. Mi ropero era escaso y humilde, generalmente reciclaba las prendas que lo componía, agregándole o restándole atavíos artesas que eran mi delirio y, robándole ropas de vestir a mis hermanas mayores y menores.

Ese 4 de septiembre me levanté junto al alba. La ducha fue más larga, lavé cuidadosamente mi largo pelo para luego secármelo con esmero. Me maquillé suavemente, como lo hacían las muchachas “de bien”. Me vestí la única tenida destinada a los grandes eventos que tenía a mano; pantalón negro, blusa blanca de encajes, chaqueta negra con una hilera doble de botones plateados que tapaban mi cintura hasta poco antes de alcanzar mis rodillas. Mis zapatos eran negros con un grueso tacón levemente alto, lo que me permitiría correr si las circunstancias lo ameritaban.

A las 8 de la mañana, ya estaba en la UTE. En la FEUT ya había compañeras y compañeros trabajando.  Mi pareja ingeniero llegó al poco rato. A nadie le pasó inadvertida mi “repentina elegancia”, fui blanco de las bromas de la mayoría. Yo, tenía que hacer gala de mi nueva apariencia y, hasta el lenguaje lo morigeré con mucho esfuerzo. Teníamos contacto directo con el “Checho”, desde el teléfono de la FEUT.

A medida que las compañeras y (os) votaban, se iban congregando en la UTE. Las horas fueron pasando. En el aire se respiraba una lejana esperanza. Las y los sufragantes comentaban alegres anécdotas vividas, donde en un ligero cómputo, el doctor Salvador Allende siempre salía triunfador. La FEUT se vio invadida de estudiantes, los teléfonos, las radios no paraban de funcionar. Noticias de cohecho, de acarreo, violencia y amenazas de la derecha que poco a poco empezó a sentir el peso de su derrota, desde distintos puntos de Chile. Nadie se atrevía a celebrar, el dolor sería demasiado profundo al contatar que habíamos perdido nuevamente.

¡El triunfo era demasiado estrecho, no teníamos la mayoría absoluta, pero, ganábamos, ganábamos!

Alberto Ríos, el presidente de la FEUT fue cauto. Los cómputos llegaban lentamente y la tendencia de una victoria se fue haciendo una prodigiosa realidad… Los gritos de júbilo se alzaban hasta tocar el cielo, perdiéndose entre los astros. Mujeres y hombres nos abrazábamos, confundidos, entre las lágrimas de emoción y todavía de incredulidad. No sé de dónde aparecieron botellas de champaña. Alberto brindó, todas y todos brindamos con la certeza que estábamos escribiendo una de las más hermosas páginas de la historia de nuestro país.

¡A LA FECH, TODOS A LA FECH FUE LA ORDEN!  ¡Allí hablará nuestro compañero Presidente!

Alborotados, como un tropel de niños aturdidos por una repentina felicidad salimos a la Alameda, premunidos de nuestras pancartas y banderas de la UTE, no caminábamos, corríamos… Desde las primeras calles aledañas a la UTE, aparecían grupos espontáneos de mujeres, niños y hombres que se unían a nuestra fiesta. La masa humana fue creciendo hasta copar las “anchas alamedas”. Reíamos, llorábamos abrazadas a pobladoras y (es), que nunca antes habíamos visto. De repente el improvisado y multitudinario desfile empezó a frenarse. Pasábamos frente a la sede de la Democracia Cristiana. Ningún improperio, ningún insulto, no ceder ni a la más mínima provocación era nuestro lema. El corazón se me salía del pecho, la incertidumbre nuevamente se apoderaba de mí.  En la calle, fuera de la sede, decenas de jóvenes del PDC, con sus banderas de Tomic, nos rodean celebrando el triunfo de la UP, asegurándonos que en el Congreso la DC ratificaría a Salvador Allende como el nuevo presidente de Chile. Con la retrospectiva del tiempo esta imagen de los militantes de la JDC, celebrando junto a nosotras y (os) el triunfo de la UP, en la misma puerta de su sede central, esa misma noche del 4 de septiembre; corríjanme si me equivoco, no la he leído en ningún libro de historia. No me cabe ninguna duda que fueron las y los jóvenes de la DC, los que presionaron a la derecha del PDC para que confirmaran en el Congreso el triunfo inapelable de la UP en las urnas.

Después de este hermoso episodio, llegamos por fin a las afueras de la FECH. La multitud enfervorizada colmaba sus alrededores, el grupo de la UTE se disgregaba y se perdía entre la muchedumbre. Escuché a mi compañero Presidente, tranquilo, con su voz potente y segura, consciente de la responsabilidad que se posaba sobre sus hombros.

No vi pacos, grupo móvil, zorrillos que nos custodiaran. No había locomoción colectiva que nos transportaran. El pueblo está acostumbrado a chalupear… Caminé sola entre la noche hasta mi casa, apenas cansada, sin miedo, con mi mochila atiborrada de esperanzas…

ACERCA DE LOS 50 AÑOS DE LA UNIDAD POPULAR

Por: Emilio Daroch / Publicado: 02.09.2020

A pocos de cumplirse 50 años del triunfo de Salvador Allende en las elecciones presidenciales, es bueno destacar que, si bien Allende obtiene el primer lugar, es sólo con un 36,63 % (un tercio de la votación), luego de una campaña del terror organizada por los sectores más reaccionarios de la derecha de nuestro país. Muchas mellas hicieron en el resultado final de estas elecciones.

Había triunfado el Programa de la Unidad Popular, que era consistente para realizar cambios profundos en la sociedad de Chile, el rol del Estado, la incorporación de la gran masa de los trabajadores, los pequeños empresarios, la gente de los sectores medios y, por qué no, sectores de la derecha no fascista. Era amplio, democrático, de participación, encabezado por un hombre íntegro, de respetada trayectoria, de años de lucha: el mejor.

Uno de los grandes ejes era la recuperación de las riquezas básicas para Chile y su pueblo, las primeras 40 Medidas, apuntaron a disminuir y, tal vez, eliminar las grandes diferencias sociales, la definición de salud para todos, educación gratuita y de calidad para todos, sin importar condición social y/o económica, el emblemático medio litro de leche diario para cada niño de este país, que aun en dictadura y democracia mantuvo su vigencia. Fueron, entre otros, los ejes centrales de lo que sería en gobierno de la Unidad Popular.

Para proclamar a Salvador Allende había que esperar la decisión del Congreso. En este y fuera de él, la derecha y el “imperialismo” norteamericano, encabezado por Nixon y Kissinger, hacían toda clase de maniobras para impedir que el nuevo gobierno entrara a La Moneda. Estas aseveraciones, no creídas en su momento, fueron desenmascaradas por la apertura de documentos secretos de la CIA, donde quedó de manifiesto el apoyo norteamericano a los sectores de derecha, incluida la Democracia Cristiana, que recibieron grandes recursos para realizar una campaña del terror y evitar la decisión de las urnas. Allende y la Unidad Popular habían encendido una luz de esperanza para que el pueblo organizado obtuviera una victoria significativa por mejorar sus condiciones de vida.

En ese momento, se desestimó la lucha armada para la conquista del poder, prefiriendo hacerlo a través de elecciones democráticas y participativas, con los grandes sectores postergados en la sociedad chilena. Por eso este proceso no debía avanzar, había que pararlo, y no se escatimaron esfuerzos ni recursos para ello. Así, es como el 25 de octubre de 1970 es asesinado el general René Schneider, comandante en jefe del Ejército chileno, quien había manifestado la opinión de que el Ejército respetaría la decisión del Congreso. El crimen fue llevado a cabo por un grupo de conspiradores liderados por Patria y Libertad. El objetivo estaba muy claro: había que impedir que Allende fuera proclamado Presidente.

Sabemos qué pasó el 11 de septiembre de 1973. El golpe militar, apoyado por civiles, aplastó la gran demanda social y provocó la dictadura más sangrienta en la historia de este país. De la unidad del pueblo depende que no se repita esta parte negra de la historia. La victoria de la Unidad Popular, sin duda, es una muestra de la capacidad de los partidos políticos de unirse en torno a un programa. Tuvo aciertos y desaciertos, pero que, pese a todo, marcó un hito importante en la lucha del pueblo chileno por alcanzar un gobierno que lo interpretara en sus grandes conquistas sociales.

Hoy, tenemos la obligación de mejorar el pasado, y forjar de una mejor manera la unidad política y social en torno a las demandas actuales de nuestro pueblo.

EMILIO DAROCH F.

PRESIDENTE DE LA CORPORACIÓN SOLIDARIA UTE-USACH.

GENTILEZA DEL DESCONCIERTO

“USTED ESTÁ MINTIENDO”: JULIO CÉSAR RODRÍGUEZ INTERPELA EN VIVO A JOSÉ VILLAGRÁN POR PROBLEMAS TRAS PARO DE CAMIONEROS

Por: El Desconcierto / Publicado: 02.09.2020

Una tensa discusión en vivo por las pantallas de CHV fue la que tuvo Julio César Rodríguez con el presidente de la Federación de Camiones del Sur, José Villagrán, quien negó que la movilización haya cortado las carreteras, y afirmó que los chilenos los apoyan y tratan de “héroes”. En plena conversación, y tras ser interpelado con videos donde quedaba en evidencia que mentía, el dirigente abandonó la conversación, acusando al periodista de apoyar «a los terroristas y delincuentes, no a nosotros”.

José Villagrán, presidente de la Federación de Camiones del Sur, fue duramente criticado luego de la discusión que tuvo, en vivo por las pantallas de CHV, con el periodista Julio César Rodríguez, debido al incipiente desabastecimiento que vive el país producto del paro de camioneros.

El conductor del matinal ‘Contigo en la mañana’ lo comenzó a interpelar por los constantes cortes de carreteras que han ocurrido a lo largo del país, que ha traído serios problemas, incluso con la entrega de canastas de alimentos de la Junaeb, entre otros.

“Los chilenos viven injusticia día a día y no cortan la carretera por sus demandas (…) Piñera como promesa de campaña quería terminar con la delincuencia y la puerta giratoria se rompió de tanto que pasaban. Todos sufrimos con ella, pero no cortamos carreteras por eso”, comenzó Rodríguez, lo que fue replicado de inmediato por el líder camionero.

“La gente nos trata de ‘superhéroes’ por llevar el abastecimiento día a día pese a todos los problemas. El desabastecimiento no es problema nuestro, no hemos cortado las carreteras”, retrucó Villagrán.

Rodríguez reaccionó entonces diciéndole “usted está mintiendo, tenemos muchos videos donde derechamente cortaron el paso de todo tipo de vehículo. No dejan pasar a camioneros que no se pliegan al paro y el mismo ministro Paris acusó que no permitieron circular a las ambulancias”.

“Pero nosotros no quemamos supermercados para reclamar”, se defendió el transportista. “No divida a la gente. Nadie quiere que les disparen a los camioneros, sus demandas son justas, pero estamos hablando de otra cosa, que es desabastecer Chile y perjudicar a la gente. Todos los chilenos son esforzados y trabajadores, pero no cortan la carretera”, le dijo en ese momento el periodista.

Ante esto, el tono de Villagrán se endureció luego de una serie de videos mostrados, donde precisamente se confirmaba el bloqueo de carreteras y la prohibición de pasar a los camioneros que no querían apoyar el moviente.

“Sufrimos por la delincuencia y el Ministerio Público no hace su pega. Si las leyes del Ejecutivo son malas, mejórenlas po (sic). Mucha gente nos dice que no tienen voz y que nosotros los camioneros los estamos representando”, acotó de forma molesta.

“Insisto de nuevo: sus demandas son justas. Lo que no es justo es que no dejen pasar a los camiones que quieren abastecer al país en pandemia. Estamos en contra de eso y lo condenamos, tal como la quema de casas en Lago Lanalhue. Somos empáticos con todos”, argumentó Rodríguez.

Esto terminó por descolocar al presidente de la Federación de Camiones del Sur, que derechamente enojado siguió reclamando en pantalla.

“Le pido que venga al sur con su familia, a ver si se atreve a pasar por la zona roja. Usted está a favor de los terroristas, los narcotraficantes y no a favor nuestro. Hasta luego”, cerró José Villagrán, dejando solo al periodista que tuvo que terminar la nota aclarando que no apoyaba a la delincuencia

GENTILEZA DEL DESCONCIERTO.

LA ESTRATEGIA DE LONGUEIRA

LA “ESTRATEGIA” DE LONGUEIRA. POR LIBIO PÉREZ 31-08-2020

El plan político expuesto por Pablo Longueira supone “licuar”, como dice, el plebiscito de octubre y apropiarse del “Apruebo”, que en sus cálculos obtendrá la mayoría. Al dividir a la derecha para que una parte de ella asuma sin complejos el Apruebo, está lanzando un salvavidas al gobierno para que éste no pague todos los costos de la derrota. Así, el triunfo del Apruebo en el plebiscito es de todos, oposición, derecha y gobierno. En esa perspectiva, el plebiscito queda “licuado”. Pero este es un objetivo secundario.

Longueira pone la mirada en la siguiente elección: la de los y las delegadas constituyente. Para lo que viene necesita la dirección de la UDI, por eso propone un “comité de búsqueda” de candidatos y la creación de un centro de estudios constitucionales que entregue insumos a candidatos y eventuales delegados constituyentes. En esa elección, Longueira propone una lista unitaria que le permita alcanzar el quorum necesario para imponer los términos constitucionales o el menos bloquear los de oposición, particularmente los de la izquierda. Todo esto también es un objetivo secundario o pasa a serlo una vez elegida la Convención Constitucional.

La mirada de más largo plazo y el objetivo principal de su estrategia es ganar la elección parlamentaria y presidencial con Joaquín Lavín, como candidato presidencial en octubre 2021. El desplazamiento de Lavín hacia el centro va en búsqueda de los votos que le faltan para ganar la carrera, pero además encabezar un gobierno con un programa que sintonice con los resultados de la Convención Constitucional y la nueva carta que emerja, que ya no tendrá el sello autoritario de la que dejó como herencia el régimen dictatorial de Pinochet.

Por eso la propuesta de Longueira está en línea con el desplazamiento de Lavín. El fundador de la UDI está construyendo la base orgánica de un nuevo periodo o ciclo de gobiernos de la derecha, esta vez actualizada teórica e ideológicamente, en el marco de una democracia renovada y legitimada por el proceso constituyente.

Como decía el jefe militar vietnamita, Vo Nguyen Giap, “no basta con tener fuerza, es necesario ganar una posición de fuerza”, para ubicarse en un escenario que se apreciaba inicialmente adverso.

El balance de fuerzas indica que la oposición -de centro, centroizquierda e izquierda- tendría mayoría, pero su debilidad es la dispersión. En la analogía de Giap, tiene fuerzas pero carece de posición de fuerzas que le permita derrotar la aspiración de la derecha de conseguir un nuevo ciclo de gobiernos, ahora sintonizados con la letra y espíritu de una nueva Constitución.

Aunque es obvio decirlo, la oposición requiere de un proyecto transformador que lleve adelante los contenidos de la nueva institucionalidad, pero solo la unidad la pondrá en una posición que le permita vencer.

*Periodista, editor de la edición chilena de Le Monde diplomatique

GENTILEZA DE LE MONDE DIPLOMATIQUE

A PROPOSITO DEL MEDIO LITRO DE LECHE

A 50 años del triunfo de la UP

Cómo se garantizó el medio litro de leche

Leonardo Fonseca

La medida Nª 15 de las 40 medidas inmediatas del Gobierno Popular señalaba: “Aseguremos ½ litro de leche diaria, como ración a todos los niños de Chile”.

¿El Presidente asignó esta tarea a dos reparticiones del Estado, en primer lugar, al Ministerio de Salud quién debió realizar el cálculo de cuántos medios litros diarios se requerían para todos los niños y madres nodrizas del país y dónde entregarlos? La segunda repartición estatal fue la Empresa de Comercio Agrícola (ECA) quién debía entregar la leche en polvo al Ministerio de Salud en las capitales de provincia en bolsas de un kilo. Todo esto debía ejecutarse no más allá de tres meses.

Primer problema, la producción lechera nacional era insuficiente a pesar del consumo reducido del país. En efecto, en invierno y primavera el Estado debía importar leche descremada y grasa de lecha para que las plantas reconstituyeran leche fresca. Adicionalmente, aún si existiera la suficiente lecha fluida las plantas nacionales, todas privadas, no tenían capacidad para transformarla en polvo. Por lo tanto, la ECA debía buscar la leche en el mercado mundial y traerla vía marítima a toda velocidad.

Un segundo problema lo generó el contenido de grasa de la lecha a importar. En el mercado mundial el contenido de materia grasa normal era del orden del 3 % o descremada, sin embargo, el Ministerio de Salubridad señaló que la lecha debía tener un contenido de materia grasa del 1,7 % por que la lecha entera, tipo Nido, podría ocasionar problemas digestivos a parte importante de los niños desacostumbrados a este alimento.

El volumen era considerable:  tres millones de raciones que equivalían a 1,5 millones de litros diarios o sea a 150 mil kilos en polvo ó 150 toneladas al día. Había que importar 4.500 toneladas al mes.

Esto se logró pese a las carencias de lo que buscábamos, pero a un alto costo económico principalmente porque en Europa hubo que licuar la leche entera y volverla a concentrar para que se ajustara al contenido de grasa exigida. Adicionalmente se debió traer en bolsas de un kilo para entregarla rápidamente de acuerdo a las instrucciones del Presidente Allende.

Inmediatamente se inició la construcción de una planta para importar en bolsas de 20 kilos y envasarla en Chile en bolsas de un kilo, esta inversión se ejecutó en tres meses con el esfuerzo extraordinario de trabajadores y técnicos.

Pero no todo fue tan fluido, el enemigo se jugó para hacer fracasar el objetivo dificultando el transporte desde Europa, generando transitorias carencias en el mercado, atrasando navíos, etc. Sin embargo, se logró crear un stock de enlace suficiente que pudo garantizar la entrega de la leche hasta el último día del Gobierno Popular. 

CLAUDIO FONSECA – Durante los años de la UP tuvo la responsabilidad de dirigir la Empresa de Comercio Agrícola (ECA) a quién le correspondió la importación del medio litro de leche

EL DESCONCIERTO DE CARA AL PLEBISCITO DEL 25 DE OCTUBRE

Por: El Desconcierto / Publicado: 25.08.2020

Por primera vez, en más de 200 años de República, las chilenas y chilenos tendremos la oportunidad de escribir con nuestro voto la historia, de escribir una constitución auténticamente democrática que exprese el sentir de la mayoría. Llegó el tiempo de volver a preguntarnos ¿qué estamos haciendo y en qué entorno estamos viviendo?, ¿cuáles son nuestras relaciones y qué vínculos estamos forjando? Una pregunta que comienza a surgir con fuerza en debates y en las redes sociales es ¿qué sociedad es la que queremos construir?

El siglo XXI está siendo llamado por importantes figuras e intelectuales del mundo como el Siglo de la Ira. Las innumerables protestas por los abismantes niveles de abuso, corrupción y desigualdad desplegados contra gobiernos y poderes dominantes ya son parte cotidiana en los noticieros de todo el orbe. En nuestro país, la administración de los ahorros previsionales de las personas en beneficio de un puñado de grupos económicos y grandes capitales extranjeros, la apropiación y renta de los recursos naturales y la privatización de los servicios básicos, constituyen los ejes centrales sobre los que se ha forjado un modelo generador de enormes desigualdades, pero cuyo pilar jurídico fundamental ha sido la Constitución de 1980, escrita en dictadura, que protege la iniciativa individual y los derechos privados bajo un Estado subsidiario, por sobre el bien común de la mayoría de la población.

La ineficacia del gobierno del presidente Sebastián Piñera por contener la pandemia en el país y reducir los niveles de expansión del COVID-19 en la población, en su afán por favorecer el crecimiento económico, y las recientes aglomeraciones frente a la apertura de los primeros centros comerciales, son reflejo de una cultura que ha moldeado por décadas una sociedad normada por un ethos económico individualista que comienza a colapsar y hacer agua por todas partes. Una sociedad mercantilizada que ha basado su idea de bienestar en la ilusión del consumo y que hoy evidencia un deterioro moral y ético sin precedentes.

De aquí la importancia radical del Plebiscito del próximo 25 de octubre; un triunfo de la gente que a partir del 18 de octubre pasado se movilizó en los barrios, plazas y avenidas de las grandes ciudades del país durante más de cuatro meses por dignidad. Ir a votar entonces, es ratificar ese triunfo que el mismo pueblo generó. Por primera vez, en más de 200 años de república, las chilenas y chilenos tendremos la oportunidad de escribir con nuestro voto la historia, de escribir una constitución auténticamente democrática que exprese el sentir de la mayoría. Una constitución que emane de un amplio y profundo proceso de diálogo deliberativo, inclusivo y participativo, basada en el principio político del bien común, que ponga la vida y a los seres humanos en el centro de su atención y que sea pensada y redactada desde la soberanía de nuestros recursos naturales y de la sostenibilidad del medioambiente, los territorios y de las comunidades que lo habitan.

Llegó el tiempo de volver a preguntarnos ¿qué estamos haciendo y en qué entorno estamos viviendo?, ¿cuáles son nuestras relaciones y qué vínculos estamos forjando?, ¿qué sociedad es la que queremos construir?

Responder estas preguntas y acercarnos hoy a la complejidad de un mundo marcado por la enorme incertidumbre provocada por la pandemia, el inminente colapso ambiental y las profundas crisis sistémicas a nivel mundial (económicas, sociales, políticas, sicológicas y sanitarias), no es nada simple. De aquí la importancia de los medios de comunicación independientes capaces de informar responsable y verazmente a crecientes audiencias, aportando a la formación de opinión de lectoras y lectores más reflexivos y con pensamiento crítico; por abrir caminos de acción que provean información relevante sobre las posibilidades de construcción de lo nuevo, evidenciando la decadencia de un sistema de creencias que se cae a pedazos y abriendo ventanas para observar un mundo mucho más interconectado e interdependiente de lo que pensábamos.

En El Desconcierto compartimos la convicción de estar experimentando a nivel de sociedad un tránsito notable y evidente desde un paradigma dominante —asociado a los campos sociales del miedo, el individualismo y la competitividad entre los seres humanos—, a uno emergente, donde la colaboración, participación, resiliencia, solidaridad, construcción de ‘comunidad’ y simplificación de los estilos de vida se tornan imprescindibles para conservar la especie humana y volverla a sus ciclos naturales de regeneración.

Por todo lo anterior, nuestra línea editorial conectada con los procesos transformadores de la sociedad se fortalecerá de aquí a los dos meses que restan para el Plebiscito, buscando rescatar y mantener vivo el protagonismo ciudadano a lo largo del proceso constitucional que la sociedad en su conjunto ya comienza a experimentar. Queremos ser un medio digital abierto a las miles de voces que han dado vida a este proceso, para lo cual estamos haciendo esfuerzos por estudiar, entender y ejecutar nuevas formas de crear y compartir contenidos. Entre otras acciones, pediremos la opinión de nuestras lectoras y lectores a través de encuestas para saber los temas que más les interesan que abordemos, haremos reportajes en profundidad a quienes han estado en la primera linea de este proceso y saldremos a la calle a registrar los sueños, sentimientos, dolores y aspiraciones de la gente común. En fin, realizaremos lo que esté a nuestro alcance para que la dignidad se incorpore y cruce de principio a fin el nuevo contrato social que nos regirá como sociedad en este nuevo mundo que se abre ante nuestros ojos, en especial para las actuales y futuras generaciones.

Gonzalo Badal Director Ejecutivo

Gentileza del Desconcierto

ACERCA DE LOS 50 AÑOS DE LA UNIDAD POPULAR

INVITAMOS, para el viernes 28 de agosto a un conversatorio por los 50 años de la Unidad Popular a las 19 horas, vía zoom, tendremos como invitados a:

  • KEMY OYARZÚN V.- Docente, presidente de la Asociación de Académicos de la Universidad de Chile.
  • JORGE ARRATE M. – Economista destacado. Ex ministro en Gobierno de Salvador Allende, entre otros
  • JUAN CARLOS CONCHA – Doctor, Ex ministro de Salud del Gobierno del Presidente Allende
  • ROLANDO ÁLVAREZ – Historiador, Docente de la Universidad de Santiago.

 Dicho conversatorio, será con inscripción, haremos llegar la invitación oficial, con la solicitud de inscripción. Se podrán responder preguntas relevantes. Desde ya, reserve su participación en dicho conversatorio.

LINK PARA INSCRIBIRSE, LO PINCHAS

https://docs.google.com/forms/d/1ASjCjCXLSFm_AczXLNI5-C1eoLPyRYFSqj6_gtGTjU0

Pones tu correo, aceptas participar y lo envias y ya estas inscrito y te llegara un correo con el link para entrar al conversatorio. Esta atento a ese correo

!!! PORQUE LA UTE ESTA VIVA, QUE VIVA LA UTE¡¡¡¡
CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH

ALGUNAS RAZONES PARA VOTAR POR EL APRUEBO

Por Sergio Arancibia | agosto 18, 2020

Como el calendario constitucional se va poniendo a la orden del día, es bueno reflexionar sobre las razones que existen como para aprobar la idea de caminar hacia la redacción de una nueva constitución. Hay muchas razones, de diferente índole. Aquí van algunas de ellas, cercanas al plano económico.

En el Artículo 1 – que es prácticamente el artículo que enmarca y condiciona todo el resto de la Constitución – cuando se habla de los deberes del Estado, se menciona, como cosa primera, “la seguridad nacional”, seguida de “la protección de la familia” …. y del “asegurar el derecho de las personas a participar con igualdad de oportunidades en la vida nacional.” Un párrafo de esa naturaleza es vago en relación a lo que dice, y es claramente insuficiente debido a lo que no dice.

Según ese artículo, el Estado no tiene entre sus deberes y obligaciones el respetar y hacer respetar los derechos humanos, ni promover el desarrollo social de los chilenos, ni encaminar al país por la senda del desarrollo y el crecimiento económico sustentable, ni preservar los recursos naturales con que cuenta el país, ni asegurar a todos los ciudadanos el gozo real y efectivo del derecho a la salud y a la educación. Nada de eso.

Al restarle al Estado toda responsabilidad en la definición y en el impulso de los grandes derroteros por donde debe transitar el país, se deja explícitamente todo aquello en manos del mercado. Que cada uno haga lo que quiera y lo que pueda, y el Estado no se meterá para nada en ello. Esta es, en su esencia, la base de lo que se ha denominado el rol subsidiario del Estado. El Estado no se mete – más aun, no puede meterse – a asumir ni a orientar las funciones y las acciones que pueden ser asumidas y llevadas adelante por los particulares. Solo se mete en algunas cuestiones que no pueden ser asumidas por las personas naturales y/o jurídicas, como la seguridad nacional, tan presente, desde luego, en la mente de los militares y de sus amigos que redactaron y aprobaron esta constitución. No hay – ni puede haber – nada parecido a un Estado emprendedor, o a un Estado desarrollista, ni aun Estado promotor, ni a ninguna cosa parecida.  No hay tampoco plan de desarrollo alguno. Y como el vacío que deja en ese campo el Estado tiene que llenarse de alguna forma, se llena, en cada etapa de la vida nacional, en función de los intereses y de las acciones de quienes tienen el poder económico del país.

Muy en línea con lo mencionado, el Artículo 19 dice explícitamente que “El Estado y sus organismos podrán desarrollar actividades empresariales o participar en ellas solo si una ley de quórum calificado los autoriza”. Es decir, el Estado no tiene autoridad ni para poner un carrito de mote con huesillos, ni emprender ninguna otra acción empresarial. Cero creación y desarrollo de empresas estratégicas. Cero inversiones tan importantes, realizadas antaño, como Huachipato, Enap, Lan o Ferrocarriles del Estado, que permitieron que la economía nacional transitara a estadios nuevos y superiores de desarrollo e industrialización. Cero presencia de planes de desarrollo nacional, que orienten las decisiones y las acciones del Estado y de los demás agentes económicos nacionales. Todo queda hoy en día entregado a las decisiones económicas de los empresarios privados nacionales o extranjeros. Todo lo decide la oferta y la demanda. Esa situación solo sería modificable en casos en que el Parlamento lo permitiese, con quórum calificado, es decir, con el visto bueno de los partidos que representan a los empresarios en el Parlamento. Pero como a estos les falta visión estratégica, no están ni han estado dispuestos a aprobar nada que les saque algún negocio de las manos, ni tampoco a aprobar proyectos que abran paso a los procesos de modernización de la economía que el mundo contemporáneo hoy en día permite y que la sociedad chilena reclama. Nada de eso puede continuar. Es necesario un Estado que asuma, como uno de sus deberes, el desarrollo económico y social del país, y que tenga las atribuciones y las herramientas como para ello. 

Por Sergio Arancibia

GENTILEZA DEL CLARIN

EFECTO DEL DESCONFINAMIENTO: CONTAGIOS DE CORONAVIRUS SE ACELERAN AL DOBLE EN ÑUÑOA

Javiera Matus –  13 de agosto 2020

Siete comunas de la Región Metropolitana -Colina, La Reina, Las Condes, Lo Barnechea, Tiltil, Vitacura y Ñuñoa- fueron desconfinadas el pasado 28 de julio. Y a dos semanas de ello, los contagios parecen haberse acelerado. Así lo postula el análisis de la Fundación Ciencia & Vida, junto a las universidades San Sebastián, del Desarrollo y de Valparaíso que, tras analizar la velocidad de los contagios, es enfático: “La epidemia, a nivel nacional, se encuentra nuevamente en expansión”.

El informe hace un seguimiento al R efectivo, que da cuenta de la velocidad de la pandemia y que, en palabras simples, indica a cuántas personas infecta cada contagiado, en un intervalo de cinco días. Si el Re es mayor 1, el virus se está propagando rápidamente; si se mantiene en 1 se puede llegar a una endemia (cuando una enfermedad infecciosa se mantiene estabilizada en la población y la única forma de salir es con una vacuna), y si es menor, implica que dejará de transmitirse.

En ese contexto y tras analizar la realidad nacional, el estudio determinó que mientras hace 14 días el Re era 1.02, en la última semana subió a 1.09, “mostrando una clara tendencia al alza”.

Ñuñoa es un claro ejemplo de esta aceleración: subió casi al doble la transmisibilidad del virus en una semana. Si hace dos semanas el rango era 1.2, hace una semana llegó a 1.92. De hecho, el pasado 7 de agosto llegó a un peak de 2.4.

“Ñuñoa y La Reina están con R efectivo mayores a 1, que van creciendo en los últimos siete días respecto de los 14 días anteriores, lo que implica no solo que la epidemia está en expansión en esas comunas, sino que, además, se está acelerando, es decir, todos los días podrías esperar una mayor cantidad de infectados que el día anterior”, explicó Tomás Pérez-Acle, subdirector de la Fundación Ciencia & Vida y profesor del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso.

Agregó que “aún el número es muy pequeño comparado con los que veíamos en junio, pero por eso es muy importante mirar estos indicadores, que muestran que este cambio de pendiente indica que estamos creciendo nuevamente”.

El alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi, aseguró que el alza de casos va de la mano con una “mayor cantidad de testeos”, que han subido casi al doble. Señaló que “estamos haciendo diariamente test PCR en plazas, ferias libres y lugares donde concurre un número importante de personas”, lo que les ha permitido detectar a pacientes asintomáticos. De todas formas, sostuvo que “nos gustaría cada vez tener menos casos activos, pero para ello necesitamos el apoyo de la comunidad. Hemos visto las últimas semanas cómo papás han roto las huinchas de los juegos de nuestras plazas para que los niños jueguen, lo cual representa un riesgo para la salud de sus hijos y de sus familias”.

En tanto, el alcalde de La Reina, José Manuel Palacios, aseguró que el paso a la transición es riesgoso, “y lamentablemente vemos este aumento a las dos semanas. Era esperable. Llamamos a los vecinos al autocuidado, a ser responsables. Hemos abordado este tema con Salud de La Reina y esperamos que los números se mantengan equilibrados. Estaremos pendientes de los reportes, pero si siguen aumentando tendremos que dar un paso atrás y así lo pediré”.

Pérez-Acle también indicó que las otras comunas que están en etapa de transición como Lo Barnechea y Las Condes “están un poco mejor, pero también vemos que empieza a aumentar el número de personas infectadas”.

El análisis de la fundación también plantea que “la epidemia se encuentra en expansión en la mayoría de las regiones del país (13 de 16) (…) Lamentablemente, ya no existen regiones en el país en las que la epidemia se encuentre en contracción”.

Espacio Público también revisó los efectos del término de la cuarentena y concluyó que tanto en las comunas desconfinadas como en las que siguen aisladas existe un incremento de casos a partir del 2 de agosto, cuando ya serían esperables los efectos del relajamiento de las restricciones. “Para las comunas desconfinadas los contagios suben en 10% (de 183 a 202), mientras que en las confinadas en casi 20% (de 1.839 a 2.099). En los dos casos la reversión en la tendencia a la baja es clara y no hay diferencias apreciables entre las comunas que desconfinaron y aquellas que continuaron confinadas”, afirman.

Mientras, el jefe de Epidemiología del Minsal, Rafael Araos, dijo que valora el trabajo de los centros de estudio, pero que se deben considerar todos los factores que influyen, por ejemplo, la búsqueda activa de casos. “Lo otro que hay que interpretar con cuidado son los datos a nivel comunal, sobre todo en el caso del Re, y tomar en consideración otros indicadores que van reflejando el avance de la epidemia”. Indicó que “eso no significa que no estemos preocupados” y que “si se mantiene el rango preocupante y se unen otros indicadores en la misma dirección, hay que considerar un cambio”.

GENTILEZA DE LA TERCERA