ECONOMISTAS DE LA USACH EVALÚAN CRÍTICAS DE HACIENDA A APROBACIÓN DE PROYECTO DE RETIRO DE FONDOS DE LAS AFP

El extesorero General de la República y académico de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett, explicó que los retiros serán compensados a través de recursos empozados en las administradoras de fondos de pensiones, junto al aporte de empleadores y del Estado. Por su parte, Gonzalo Martner acusó a Briones de tergiversarlo. “La idea de retirar fondos ante la magnitud de la crisis es válida”, sostuvo.

Tras la votación en la Cámara de Diputados, que aprobó en general el proyecto que permite a los afiliados de las AFP retirar un 10% de sus fondos, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, señaló que ello provocará menores pensiones para los trabajadores.

Sin embargo, el extesorero General de la República, economista y académico de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett, aseguró que la opinión del ministro refleja que el Gobierno está viendo solo “la mitad de lo que se aprobó, porque el proyecto es bastante íntegro”.

“La iniciativa se está haciendo cargo de devolver esos retiros, a los que hagan uso de eso, con cargo a los recursos que están empozados en las distintas AFP y que no han sido cobrados o que están disponibles por cotizantes que han muerto”, explicó Frigolett.

“Eso, junto al aporte de empleadores y del propio Gobierno, van a constituir un fondo a partir del cual se van a restituir los capitales extraídos, para mitigar notablemente el efecto del retiro de las pensiones”, agregó el académico de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Usach.

Por otra parte, el economista sostuvo que la mitad de los saldos en las cuentas de las AFP son de menos de cinco millones de pesos, lo que, a su juicio, constituye “un indicador bastante nefasto, desde el punto de vista de las pensiones que pagará la AFP a futuro”.

“El problema de la mala pensión no es producto del retiro, sino de la baja acumulación que se está logrando por distintas razones. Es indudable que eso presionará, con o sin retiro, en el futuro las arcas fiscales”, aseguró.

“Será el Estado, a través de la Pensión Básica Solidaria o el Aporte Previsional Solidario, que tendrá que seguir aportando, a menos que se genere un cambio más profundo en el sistema de pensiones”, advirtió.

Dichos de Briones sobre Martner

En entrevista con Canal 13, el ministro Briones señaló que “lamentablemente, en política, no son los mejores argumentos los que priman. Este debate lo ilustra muy bien, porque la postura del Gobierno no solo ha sido sostenida por el propio Gobierno, sino por destacados ex ministros de la oposición como Nicolás Eyzaguirre y Rodrigo Valdés. Estoy pensando, incluso, en figuras ligadas al socialismo, como Carlos Ominami o Gonzalo Martner, que por distintas razones se han opuesto a la idea de retirar el 10% de los fondos”.

Sin embargo, el doctor en ciencias económicas y académico de la FAE de la U. de Santiago, Gonzalo Martner, salió al paso de sus dichos. “El ministro de Hacienda no debiera tergiversar los planteamientos de economistas que diferimos de sus políticas”, aseveró.

“Yo he sido partidario del retiro de fondos de las AFP siempre que no haya subsidios regresivos y que se reemplace el sistema de AFP por uno mixto con reparto y cotización colectiva”, explicó el economista. “La idea de retirar fondos ante la magnitud de la crisis es válida”, enfatizó.

No obstante, se mostró contrario a que el retiro sea financiado por las personas, ya que afectaría a los más pobres, que tienen las pensiones más bajas. “Lo sensato parece ser que el que lo desee disponga de al menos parte de sus recursos en las cuentas de AFP, pero siempre que se transite hacia un nuevo sistema contributivo de pensiones que impida aquello de ‘pan para hoy, hambre para mañana’”.

Es decir, “un sistema que canalice de aquí en adelante el 10% de cotizaciones (y un 6% adicional en el futuro, como se ha pactado en el Parlamento) para pagar con los recursos así reunidos a los hoy jubilados según su historia laboral, con una pensión base para todos cercana al salario mínimo y un fondo de capitalización colectivo como reserva frente al cambio demográfico”, concluyó.

Autor: Cristóbal Miranda Ríos  Fotografía: Internet

Tags: AFP; Fondos de Pensiones

GENTILEZA DE USACH AL DIA

CHACARILLAS Y EL BOTÍN DE LAS PENSIONES

Por: Pablo Azócar / Publicado: 12.07.2020

(1) La coincidencia resultó extraordinaria: la histórica votación de los diputados por el 10% de las pensiones sucedió el mismo día en que se celebraba el aniversario de Chacarillas, el acto más mussoliniano de Augusto Pinochet, una ceremonia de estética fascista organizada en 1977 por el Frente Juvenil de Unidad Nacional, donde 77 jóvenes enarbolaron antorchas y se juramentaron en el desconocido cerro santiaguino de ese nombre. (Nunca sucedió otra cosa, antes y después, en ese pequeño monte capitalino).

(2) Concebido por el ideólogo Jaime Guzmán, Chacarillas fue el acto fundacional de la “revolución privatizadora” aplicada a la fuerza por Pinochet. Entre los 77 “elegidos” figuraban los discípulos más dilectos de Guzmán, entonces unos pichones, como Andrés Chadwick, Joaquín Lavín, Pablo Longueira, Cristián Larroulet, Patricio Melero, Juan Antonio Coloma y Carlos Bombal.

(3) La votación de los diputados el jueves pasado fue para permitir que los chilenos puedan retirar el 10% de sus fondos de jubilación, en el marco de la pandemia. Pero lo que estaba en juego era muchísimo más, porque en la práctica fue la primera gran fisura en un sistema que está profundamente deslegitimado en la medida en que es rechazado por ocho de cada diez de chilenos.

(4) Se concrete o no el tema del 10% –todavía debe pasar por el Senado o Piñera puede vetarlo–, habrá sido el mayor golpe político recibido por los herederos del pinochetismo. Han quedado radicalmente en entredicho el sistema de pensiones y el modelo neoliberal en su conjunto.

(5) De allí que la UDI –el partido político donde se refugiaron los discípulos de Jaime Guzmán– entrara en un estado de auténtica histeria, llegando a amenazar con abandonar la coalición de gobierno, y que incluso Pablo Longueira saliera de su tumba política para intentar impedirlo.

(6) Las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) –creadas por José Piñera, hermano del Presidente– son la punta de lanza de un modelo económico que intentó privatizarlo todo. Una investigación del periodista Daniel Matamala reveló que el objetivo primordial de estos fondos no eran las jubilaciones de los chilenos, sino propiciar un mercado de capitales que le quitara el poder económico al Estado.

(7) Matamala citó un estudio de la Fundación Sol que afirma que la suma colosal de 112.673.743.000.000 pesos (171 mil millones de dólares, que es el 54% de los fondos de pensiones) fue destinada en primer lugar a los seis grupos económicos que se enriquecieron con cifras astronómicas en los últimos 40 años: Luksic, Said, Yarur, Saieh, Matte y Solari. Así, fuimos todos los chilenos, con nuestras cotizaciones previsionales, quienes financiamos los bancos de estos grupos económicos (Banco de Chile, Santander, BCI, Itaú, etc.) y sus grandes empresas (Colbún, Cencosud, Endesa, Enersis, etc.).

(8) Revise usted la historia de los directorios de esos bancos y empresas, y descubrirá en ellos el mismo puñado de apellidos, comenzando por los discípulos dilectos de Jaime Guzmán y por otros poderosos personajes del pinochetismo, como Alfonso Márquez de la Plata, Jorge Cauas, Álvaro Bardón, Sergio de Castro o Miguel Schweitzer.

(9) En la práctica, privatizaron el país y se lo llevaron para la casa.

(10) Se convirtieron en las fortunas fabulosas que aparecen cada año en la obscenidad de Forbes y que han financiado y distorsionado a toda la clase política chilena en las últimas décadas.

(11) Esto explica que haya sido durante la democracia el tiempo en que se profundizó el modelo, como cuando en 2002 el presidente socialista Ricardo Lagos implantó los “multifondos” –que les permitieron a esas empresas hacerse de los miles de millones de las pensiones–, derogó los topes de ganancias de las AFP y eliminó las compensaciones a los usuarios. Gracias a la reforma del presidente Lagos, desde entonces las pérdidas provocadas por las malas inversiones de las AFP, utilizando nuestro dinero previsional, por ley son asumidas por nosotros, los cotizantes, bajando así el valor de nuestras pensiones sin que hayamos tenido arte ni parte.

(12) En 2018 los chilenos que entraron a la categoría de jubilados recibieron como pensión mensual, en promedio, la paupérrima suma de 180 mil pesos (aproximadamente 250 dólares). Las mujeres, 94 mil pesos al mes (algo más de cien dólares). El 50% de las mujeres no alcanzaba a percibir 27 mil pesos mensuales (algo más de 30 dólares), aunque diversos estudios han demostrado que ellas son el sostén económico único en el 90% de los hogares más pobres.

(13) Simultáneamente, en el primer trimestre de 2019 las AFP aumentaron sus utilidades en un 101%, y a fin de ese año, en pleno estallido social, sus dueños obtuvieron ganancias por 649 millones de dólares, un 70% más que el año anterior.

(14) Según la Fundación Sol, si se retirase el 10% de los fondos de las AFP, las pensiones bajarían apenas entre un 1% y un 9%, o sea entre uno y 30 dólares mensuales dependiendo de la edad y el sexo del jubilado.

(15) No es casualidad que Pinochet haya dejado fuera de este sistema privado de pensiones a las Fuerzas Armadas, que se mantuvieron con un sistema estatal “de reparto”, que hoy les permite tener jubilaciones, en promedio, siete veces más altas que los civiles.

(16) En las encuestas, el 83% de los chilenos se había manifestado a favor de poder retirar el 10% de sus pensiones, porque no ha llegado una real ayuda gubernamental y cunde la desesperación durante la cuarentena.

(17) Todos los analistas coinciden en que estas pensiones de hambre estuvieron en la base de la fuerte insurrección social que se inició octubre de 2019 y que sólo se detuvo por la pandemia.

(18) El sistema de pensiones chileno, único del mundo completamente privado, parece destinado a desmoronarse y ser reemplazado por otro más equitativo. Pero para ello habrá que enfrentar a la vieja guardia pretoriana de la UDI, que sacó el hacha de guerra junto a otros sectores ultraconservadores y a los grandes empresarios, que no parecen dispuestos a soltar la teta.

Pablo Azócar Escritor y periodista.

GENTILEZA DEL DESCONCIERTO

UN COMENTARIO DE GLENN MEZA – UTE73

Mi modesta apreciación es que una persona tan creativa y realizadora como Jadue, genera a su vez muchos roces con las prácticas colectivas que son el alma y tradición del PC. 

Y Jadue para hacer todo lo que hace seguramente no puede esperar la discusión de su célula, del Comité Local, del Regional, etc. 

Esto sin considerar sus categóricos enjuiciamientos al gobierno y al Ejecutivo, además de varias peleas muy duras que ha tenido que dar en su Comuna para erradicar a las empresas que usufructan con los tragamonedas y los parquímetros, además de una inmobiliaria que construyó un edificio en Recoleta sin sus permisos de edificación aprobados.

Y así algunas personas se sienten pasadas a llevar frente a este talentoso bulldozer que avanza imparable, que además asume responsabilidades con otros municipios que lo siguen en sus «soluciones populares», absolutamente impensables para un Estado Subsidiario.

Pero creo que todo eso pasará a la historia si Jadue sigue subiendo….. Y Lavín bajando como vaticina la Giles. 

Eso puede crear una «churretera» salvaje en la UDI, no solo porque se quedan sin delfín, sino porque a la vez un comunista declarado y confeso encabece las menciones espontáneas de la ciudadanía. Y peor sería si más encima el «paco» Desbordes empieza también a subir en esas menciones espontáneas. 

Si ese escenario se diera, seguramente el «paco» podría ser el estandarte de una reagrupación que considere a los que lo apoyan en RN, más otros neoliberales de la DC, el PPD, el PR, el PS, Evopoli y algunos independientes como Pepe Auth. No olvidemos que Desbordes encabeza desde el 15/11 pasado el Apruebo dentro de la derecha y efectivamente ha mostrado más sensibilidad y talento que muchos de sus pares.

La derecha dura sería en torno a la UDI y parte de RN encabezada por Allamand y Larraín, además de los de José Antonio Kast.

Sé que suena a hilar muy fino, pero las diferencias observadas obedecen a «ríos  profundos» que generalmente se desbordan incontenibles en las grandes crisis, ya que los cauces normales no dan para tanta lluvia. 

Y a la UDI y los defensores de la Constitución del 80 les está lloviendo sobre mojado desde que se despejó que no éramos ningún «oasis», y que de los 25.000 dólares anuales per cápita tan cacareados por los defensores del sistema, una buena parte apenas agarraba cerca de 2.500 al año. 

En este contexto, evidentemente la Izkia se ha ido quedando algo rezagada. Esta es una pelea para «perros grandes», no basta con ser una joven talentosa y muy carismática, pero que efectivamente viene entrando sin paraguas en medio del temporal.

Además que ella no puede entrar al ruedo como presidenciable, porque la lista alternativa a la de ella en el colmed le enrostraría que quiere usar el colegio para su carrera presidencial, lo que le podría significar perder esa elección gremial y terminar a la vez con sus andanzas presidenciales. Al menos hay que esperar que sea reelecta en su gremio, pero que tiene condiciones las tiene, y muchas.

El «fenómeno Jadue» es para mirarlo con más detención.

Por lo menos a mí no me parece carismático, pero no se puede negar que se le percibe muy contundente y responde a una expectativa de enfrentamiento al gobierno sin flecos de ninguna especie, que inesperadamente lo llevan al lugar donde está en las encuestas y quizás hasta dónde podría llegar. La población está más que irritada con ingresos miserables y en medio de todos los «potijuntos» de la Concertación con «sus ajustes marginales al modelo», la verdad es que a Jadue se le percibe como el único que expresa este rechazo total a esa política y al gobierno  de Piñera. Y mientras más suba el entusiasmo en torno a Daniel punteando en las encuestas, más atractiva se haría su figura y más subiría, haciendo cada vez más profunda la crisis. Por supuesto si no sube y se estanca o baja, el fenómeno es otro muy distinto.

Todo esto es en frío, esto es sin que el pueblo exprese su irritación en la calle, lo que indudablemente alteraría significativamente todo el cuadro anterior. Pero dada la incertidumbre respecto a la duración de la pandemia y sus cuarentenas, era necesario observar el panorama tal como se expresa hasta ahora, que es además como lo analiza la Giles.

Si el pueblo sale a expresar su molestia solo espero no sea con los ataques al pequeño comercio y delincuencia desatada que se dio en el estallido  pasado, lo que alejaría al grueso de los manifestantes tal como ocurrió entonces. Nada sacamos si tenemos jornadas gloriosas de gran expresión popular, si después todo se reduce a enfrentamientos locales de un día a la semana con el grueso de la población observando por TV. No esta demás recordar que la gente que trabaja día a día deploró mucho quedarse sin Metro, el que acorta significativamente sus largos y agotadores desplazamientos por la ciudad. 

Si algo enseñó lo de George Floyd en EEUU fue como los manifestantes masivamente aislaron la violencia delictual e impusieron el tono masivo de sus manifestaciones, las que han afectado seriamente las posibilidades de reelección de Trump. En nuestro caso, nada más violento que la maravillosa marcha masiva de las mujeres del 08/03 pasado, en que dos millones de ellas paralizaron la ciudad con sus cantos y pañuelos. Nada más potente que la performance de Las tesis con miles de mujeres señalando con su brazo acusador a La Moneda.  La violencia delictual de narcos y barras bravas solo aleja a los verdaderos protagonistas que son millones de ciudadanos marchando para que Piñera deje La Moneda. 

Glenn  

PD.- Con respecto a Tellier, su liderazgo se lo ganó en los hechos durante la Dictadura. Su carácter fuerte y asertivo, ayudó mucho entonces. Y fue torturado duramente, pocos saben de esto y él tampoco lo resalta. Y no podrá ir a la reelección en su distrito.    

GLENN MEZA – EX ESTUDIANTE DE INGENIERIA DE LA UTE

EL PUEBLO APECHUGÓ SOLO

9 julio, 2020 – Por Omar Cid*

El estudio realizado por MORI y la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL) en la Región Metropolitana. Particularmente, El Gran Santiago, nos permite reflexionar sobre algunos temas que han estado en el debate público, desde antes de la crisis sanitaria.

La ciudadanía percibe que las políticas de la administración vigente, están destinadas a proteger los intereses del 1% de los grupos poderosos de la sociedad. Así, lo considera el 86% de los encuestados. Esa impresión se reafirma, al indicar que la preocupación principal del gobierno son los empresarios en un 73%. Estos antecedentes son significativos, porque la idea republicana divulgada por el presidente empresario, de gobernar para todos, perdió sentido, no posee credibilidad alguna, a lo menos en esta fotografía social.

Otro dato revelador, es que el 63% de los entrevistados, dice informarse por la televisión abierta sobre la pandemia. O sea, escuchan la visión de los medios uniformados de comunicación. Sin embargo, la credibilidad de estos sitios tanto televisivos como  radiales no supera el 9%. Es más, las redes sociales ocupan un 31% de las preferencias, a la hora de buscar información del Covid19.

Se distingue aquí, una oportunidad para el fortalecimiento de medios de comunicación, no pertenecientes a los grandes conglomerados económicos. Es el tiempo, en que las organizaciones sociales, sindicales y barriales desarrollen  proyectos informativos propios o fortalezcan los existentes: apuntando a la educación de sus bases. Las tecnologías están al alcance y deben usarse en ese beneficio, un ejemplo concreto es la radio Recabarren[2], impulsada por La Central Unitaria de Trabajadores entre otras iniciativas del mismo tipo.

En el mismo sentido, cuando se traza el mapa de la confianza en las instituciones y élites, los medios de comunicación llegan al 30%, junto a los bancos. Curiosa mixtura, en el país donde los dueños de banco, poseen canales de televisión y radios. Ahora, el dato demoledor es que las redes sociales según el 68% de los consultados, informan de mejor manera que los órganos oficiales. Otra referencia llamativa, es el 75% de los santiaguinos que certifica no creer a los matinales.

¿Qué subjetividad se ha ido construyendo? ¿Cómo es posible que un pueblo encerrado, asediado comunicacionalmente manifieste ese malestar? La pregunta está abierta. Una probable respuesta, es la dura realidad del hambre, el desempleo, el miedo, el desamparo, la impotencia y la rabia que se acumula, en el escenario de los conventillos 2.0.

El regreso de las ollas comunes, de las redes de asistencia, donde las organizaciones sociales y los vecinos con sus propias iniciativas, cumplen un rol fundamental: es el gran retrato de este tiempo histórico.

La intranquilidad, la sombra de los despidos se ha volcado a los sectores medios, la preocupación está instalada y se traduce en retirar a sus hijos de los colegios privados, con el impacto psicosocial que implica ese quiebre al interior del grupo familiar; el congelamiento en pago de créditos de vivienda se ha extendido, se llega con dificultad a fin de mes. Lo teatral del hecho, es la solución propuesta desde el ejecutivo para este sector, cristalizada de la siguiente manera “está atosigado por las deudas, endéudese más”. Bajo esa premisa, el que se encuentra fuera de todas las políticas sociales y resuelve con su bolsillo, tiene derecho a sostener que se trata de una gran burla.

Entre los apuntes estremecedores, se encuentra la pregunta ¿quién ha sido más solidario en esta pandemia? Y las respuestas, apelan a la familia, vecinos, municipalidades, organizaciones sociales, el gobierno aparece apenas con un 9%. Con ello se ratifica, lo que se ha planteado por distintos sectores de oposición, cuando afirman que afectados por la calamidad: “el pueblo apechugó solo”. Recurriendo a sus fortalezas, a sus redes personales, volviendo a saberes aprendidos de otras crisis que requirieren estructuras horizontales.

Téngase presente, la encuesta de opinión elaborada por estos organismos, se encontraba sobre la mesa de los parlamentarios de uno y otro sector, cuando se obtuvo el número de votos necesarios e inesperados, cuyo objetivo es abrir la posibilidad de retirar el 10% de los ahorros individuales, administrados por las AFPs. Esta votación, es un portazo transversal a las políticas implementadas por el gobierno de los empresarios, para enfrentar la crisis. Si no, están dispuestos a compartir nada, ni siquiera los capitales del Estado que pertenecen a todos los chilenos. Al menos, por mínima dignidad, dejen que el pueblo si lo necesita, recurra a sus reservas de toda una vida, recursos que el actual mandatario, pretende usar como salvataje del gran empresariado

*Escritor Subdirector Crónica Digital

Santiago de Chile, 9 de julio 2020

GENTILEZA DE CRONICA DIGITAL

GOBIERNO DE CHILE VETARÁ LEY QUE BENEFICIA A MILES DE FAMILIAS


7 julio, 2020 – Por Rafael Calcines Armas

El gobierno de Chile ingresará en los próximos días un veto presidencial a una ley que prohíbe el corte de servicios básicos a la población en medio de la pandemia de Covid-19.

Así anunció hoy el ministro secretario general de la Presidencia, Claudio Alvarado, quien en declaraciones a Radio Universo dijo además que «queremos asegurar los suministros básicos, pero sin problemas con la constitucionalidad vigente» y añadió que desde La Moneda se estudian acciones que no afecten los beneficios a las personas sino «hacerle acomodos».

Esa legislación, aprobada por el Congreso Nacional el 11 de junio, establece que durante los 90 días siguientes a su publicación, las empresas proveedoras de electricidad, agua, gas y telefonía no podrán cortar esos servicios básicos a quienes no puedan pagar las cuentas debido a las afectaciones económicas sufridas por miles de familias por la pandemia.

Aunque la iniciativa recibió un amplio apoyo -hasta de legisladores oficialistas- y se reclamó el mandatario darle curso con prontitud, el gobierno la consideró «inconstitucional» y desde esa fecha espera por la firma de Piñera.

Incluso, un grupo de al menos 42 alcaldes de partidos de derecha reunidos en la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch), acaba de pedir en una carta al gobierno, que Piñera la firme sin mayor dilación.

El presidente de la Amuch, Rodrigo Delgado, señaló que los firmantes «no estamos pidiendo ir contra la ley o contra la Constitución, sino que exista un Estado que sea más flexible a la hora de colaborar y ayudar con las personas y familias que más lo necesitan».

El 11 de julio cierra el plazo para presentar el veto presidencial, de lo contrario la iniciativa se convertirá en ley, pero el anuncio hecho este martes por el ministro secretario general de la Presidencia augura nuevas confrontaciones entre La Moneda y el legislativo.

Con ello, afirman analistas, también se pondría en dudas aún más el recurrente discurso gubernamental de su compromiso para ayudar a los más afectados por la pandemia de Covid-19.+

Ya la tibieza del gobierno ante esa importante medida ha generado en las últimas semanas amplias críticas en medios políticos y sociales.

Incluso, desde el centrista Partido por la Democracia, el diputado Iván Soto subrayó que el «Gobierno empresario» prefiere hacer acuerdos entre amigos «y no es capaz de ponerse los pantalones para regular a las empresas e ir en ayuda de familias chilenas que sufren los efectos de la crisis».

También en su momento la senadora demócrata cristiana Ximena Rincón señaló que en estos momentos se necesita el esfuerzo de todos, y no es así como se construyen acuerdos ni cómo se puede invitar a todos los sectores del país a un diálogo cuando no se está dispuesto a respaldar una medida que el parlamento aprobó por amplia mayoría.

Santiago de Chile, 7 de julio 2020

Gentileza de Crónica Digital

COLUMNA DE DANIEL MATAMALA: DEUDAS – LA TERCERA

“¡Cómprate un auto, Perico!”, es la frase del comercial más inolvidable de los ochenta. “Ni me moví de mi escritorio”, dice un spot icónico de los noventa. Ambos publicitaban el mismo producto.

Es que la economía chilena fabrica pocas cosas (ni siquiera vacunas somos capaces de hacer, desde el cierre de la única planta, en 2002). Pero hay algo que sí vendemos en cantidades: dinero.

El spot protagonizado por Nissim Sharim y Delfina Guzmán no era un comercial de automóviles, sino de créditos de consumo del Banco de Santiago. En la era de la “plata dulce” y el dólar fijo a 39 pesos, Pinochet prometía que, gracias al crédito, “hacia 1985 o 1986, cada trabajador chileno va a tener casa, auto y televisor. No va a tener un Rolls Royce, pero tendrá una citroneta del 75”.

“Gerardo Baeza jamás pensó tener una tarjeta de crédito”, parte el spot de Financiera Condell, en que un oficinista describe los beneficios de su tarjeta Visa Condell (“con ella puedo comprar todo lo que quiera y donde quiera, incluso tengo avances en efectivo”), bajo el lema: “damos crédito a la gente de trabajo”. “¡Y no es sólo para el jefe!”, agrega un joven empleado de la oficina de Baeza mientras muestra con orgullo su propia tarjeta.

Chile transitaba a la democracia y las autoridades celebraban la “democratización del crédito”. Desde entonces, la deuda de los chilenos no ha dejado de aumentar. Si en 2003 los hogares debían cerca de un tercio de sus ingresos (36,5%), en 2007 superaron la mitad (56,7%), en 2016 pasaron los dos tercios (67,5%), y en 2019 ya llegamos a un máximo histórico de 74,5%.

Nunca los chilenos habían estado tan endeudados como hoy. Y la morosidad va de la mano. Casi 5 millones de personas acumulan deudas impagas. El promedio de la mora se acerca a los $2 millones, en un país con un sueldo mediano de 400 mil pesos.

Para el decano de la Universidad San Sebastián, Gonzalo Edwards, “la gente se endeuda, no porque los endeuden, sino porque ellos se endeudan. El gran responsable de endeudarse por encima de lo que pueden pagar son los adultos mayores de 18 años”.

Pero la realidad cotidiana es muy distinta. El retail vende dinero. Comprar al contado es cada vez más difícil, ante el bombardeo de ofertas exclusivas para tarjetas, que castigan con precios más altos al que insista en no endeudarse. Intereses usureros disfrazados como “comisiones”, ventas atadas de seguros, y “firma” de contratos que jamás se tienen a la vista, son algunas de las irregularidades denunciadas por el Sernac y agrupaciones de consumidores.

“Hay una irresponsabilidad por el lado de la oferta de créditos, porque ellos saben que un porcentaje no les va a pagar, pero aun así sigue siendo rentable porque la tasa que cobran es de usura”, dice el economista y gerente general de Gemines, Tomás Izquierdo.

La compra a crédito ya no es sólo una alternativa razonable para adquirir productos durables (el auto de Perico), sino una necesidad para consumir alimentos o medicamentos. De hecho, es el retail financiero el sector con más morosos. “Eso es indicador de mercadería, medicamentos, de avances en efectivo para llegar a fin de mes”, dice Mario Espinosa, abogado de Defensa Deudores.

«La proporción de hogares endeudados, particularmente en créditos de consumo, es mayor a lo que se observa en otros países», admite el presidente del Banco Central, Mario Marcel. Entre los grupos con mayor morosidad están los adultos mayores, empujados a la deuda por jubilaciones ruinosas.

El panorama es muy distinto para el Estado, que con una deuda del 29% del PIB, mantiene “niveles de deuda pública que son de los más bajos en el mundo. A nivel global están en torno al 100%”, dice el doctor en Economía Andars Uthoff.

Por cierto, es muy bueno que Chile tenga una baja deuda pública. La parte de la historia que suele ocultarse es que ello se ha logrado a costa de la gente. Mientras el Estado ahorraba, los ciudadanos se endeudaban para estudiar, sobrevivir con pensiones de hambre, pagar la salud de su familia o comprar medicamentos: o sea, para cubrir las prestaciones sociales que ese Estado les negaba.

Las consecuencias las sufrimos hoy. Si el cataclismo económico de 1982 encontró a un Estado y empresas endeudadas, esta vez la ola del tsunami golpea directamente a la gente que ya tenía el agua hasta el cuello. Mientras el solvente Estado de Chile goza de tasas prácticamente cero en el mercado internacional, sus habitantes enfrentan esta crisis endeudados a niveles sin precedentes, para comprar a crédito en el supermercado o la farmacia.

Es ese drama el que vuelve tan popular la propuesta para retirar el 10% de los fondos de las AFP. Antes de hablar livianamente de “populismo”, hay que entender cómo, por cuatro décadas, los chilenos han escuchado que son los dueños de sus fondos de pensiones, mientras en la vida real deben pedir prestado a intereses exorbitantes para cubrir sus necesidades básicas.

Como alguna vez explicó el ex presidente Lagos. “Ese dinero se deposita en un bono de alguna empresa del retail y le pagan UF +5%. Luego usted se pone el sombrero de consumidor y va a esa misma empresa del retail, pide un crédito y le cobran UF + 30%”.

¿Es de sorprenderse que la gente exija su dinero en vez de seguir acumulando créditos en condiciones leoninas?

Mientras la ayuda estatal se focaliza en los sectores de bajos ingresos, se abre el debate sobre cómo ayudar a una gran proporción de la clase media que sigue de brazos cruzados y bolsillos vacíos. A trabajadores independientes con ingresos sobre los $100 mil por persona, el Estado les ofrece un crédito blando por hasta $650.000, y se espera el anuncio de un préstamo para las personas que extienda esa oferta.

Como medida de emergencia puede ser razonable. El problema es que golpea en una herida ya sangrante: deudas sobre deudas.

Así, puede convertirse en un nuevo símbolo de la impotencia de un Estado que niega prestaciones sociales básicas y, en cambio, se limita a ser un comprensivo prestamista.

Que, para decirlo en una frase, no nos trata como ciudadanos, sino como clientes.

GENTILEZA DE LA TERCERA

ACADÉMICA DEL MAGÍSTER EN SALUD PÚBLICA, DRA. ANGÉLICA VERDUGO VALORA PLAN DE TRAZABILIDAD IMPULSADO POR COLEGIO MÉDICO

La Dra. Verdugo consideró que el Ministerio de Salud ha jugado un rol débil como organismo coordinador ante la pandemia y sostuvo que la idea impulsada por el Colmed de establecer un Plan Nacional de Trazabilidad, “es lo que debió haberse hecho desde el día uno”, señaló.

La presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, presentó una propuesta para hacer frente a la pandemia de Coronavirus, donde se incluye la idea de implementar un Plan Nacional de Trazabilidad centrado en potenciar el testeo, la trazabilidad y el aislamiento de los casos de contagio.

La iniciativa fue valorada por la académica de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago, Dra. Angélica Verdugo, quien la calificó como “tremendamente razonable”.

 “Es lo que debió haberse hecho desde el día uno. Desde un inicio, debió haberse virado hacia lo que la atención primaria siempre hace en los territorios, que es la prevención, la educación y, en esta situación de pandemia, la detección de casos, es decir, aumentar las pruebas PCR”, planteó la especialista.

Para la académica y médica cirujana, “el Gobierno fue muy lento en tomar las decisiones cuando esta pandemia entró en la fase 4, en la fase comunitaria”.
“Probablemente al inicio fueron capaces de trazar los casos, pero esto se salió de las manos al llegar a las comunas en la periferia de Santiago y regiones, tal como los especialistas auguraban. (Las autoridades) nunca pensaron en la atención primaria como la entidad del sistema de salud que pudiera, efectivamente, aportar; porque la atención primaria está instalada en todo el territorio y tiene funcionarios, profesionales y técnicos, especializados. El Gobierno siguió pensando en este esquema solo con las Seremis y yo creo que eso se debe a una debilidad del Ministerio hoy día”, precisó.

La doctora Verdugo recordó que “el Ministerio tenía a Orlando Durán como jefe de atención primaria, que no es un especialista en atención primaria, como ya sabemos, dedicado a hacer negocios con las residencias sanitarias, lo que presumiblemente, lo hizo salir del cargo; además, hay un subsecretario de Redes que tampoco tiene experiencia en el sector salud”, destacó.

“En el Ministerio nadie pensó en que la atención primaria era el socio principal de una estrategia de detección efectiva, de tratamiento y aislamiento de contagios y sus contactos. Yo creo que ese es el origen del problema. Siempre pensaron en los hospitales, porque el modelo es hospital céntrico”, agregó.

En opinión de la Dra. Verdugo, un segundo problema es que no existe un protocolo de trazabilidad.

“El Colegio Médico apunta a un problema que es esencial y es que existan lineamientos desde el Ministerio para la atención primaria en términos de cómo se hace la trazabilidad y cuáles son los indicadores. La Organización Mundial de la Salud dice que hay que trazar al 90 por ciento o más de los casos para estar seguros de que estamos conteniendo la pandemia y acá no sabemos. No hay un seguimiento del Ministerio respecto a cuánto se está haciendo de trazabilidad”, apuntó.
“En mi humilde opinión, la Subsecretaría de Redes en el Ministerio de Salud es tremendamente débil”, agregó la académica, refiriéndose, además, a los cuestionamientos recibidos ante el manejo de recursos públicos.

“Yo creo que ahí hay debilidades estructurales que el Ministerio debiera resolver si queremos efectivamente hacer una trazabilidad adecuada, para que podamos salir de estas cuarentenas y tener un retorno a una normalidad, entre comillas, que sea de verdad y no esta normalidad de la que habló el Gobierno hace dos meses cuando todavía no estábamos ni en el peak de la pandemia”, subrayó la académica del Magíster en Salud Pública de la Universidad de Santiago.

Autor: Alex Araya Lillo – Fotografía: Getty Images

GENTILEZA DE USACH AL DIA

“¿POR QUÉ JUAN SUTIL SE OPONE AL RETIRO DE LOS FONDOS DE LAS AFP”:

La viralizada y aplaudida intervención del diputado Garín en el Congreso

Por: Cristian Neira / Publicado: 02.07.2020

El diputado independiente tuvo un aplaudido discurso en el Congreso, donde habló sobre la actual crisis económica que deja la pandemia del COVID-19, haciendo una reflexión sobre la posibilidad de sacar el 10% de los fondos de la AFP y la razón por la que el presidente de la CPC se opone.

¿Por qué Juan Sutil, presidente de la CPC, se opone al retiro de una parte de los fondos de las AFP y se refiere a esos recursos como “un bien sagrado”? Los recursos de las y los trabajadores terminan en los bolsillos de las grandes corporaciones”.

Con esta declaración, el diputado Renato Garín presentó el video con su viralizado discurso en el Congreso Nacional, donde se refirió a la crisis económica de la pandemia y a la posibilidad de sacar el 10% de los fondos de pensión en la AFP.

Para el parlamentario independiente, el sistema chileno es un “círculo vicioso. Las familias chilenas endeudadas con los retail y los bancos que cotizan en La Bolsa de Comercio, donde están los fondos de la AFP, los cuales terminan perdiendo un sexto de su valor en estos meses”.

 “Y este dinero que ingrese a las arcas de las familias (ayudas estatales en medio de la pandemia), ¿Dónde va ir? A pagar deudas con supermercados y grandes tiendas. Por ende, no estamos ayudando a las familias, estamos ayudando a la economía que son, fundamentalmente, las grandes corporaciones que cotizan en la Bolsa, donde está el dinero de las AFP, y eso hay que decirlo, porque así es el sistema chileno”, añadió.

Y Garín siguió con su completo análisis. “Hay dos fenómenos distintos acá: Uno es la pobreza, que efectivamente hemos reducido sostenidamente, pero tenemos un fenómeno creciente de empobrecimiento, que hace que la clase media pierda lo que han ganado en su fondo de pensión con sus trabajos, pasando nuevamente a depender del Estado”, reflexionó.

“La situación en Chile son familias endeudadas con empresas que cotizan en la Bolsa, que recibe las platas de la AFP y ahí estamos entrampados. Ahora viene la peor crisis de los 100 años y nos pilla completamente en pelota, porque no tenemos un plan de desarrollo nacional”, complementó durante su alocución.

Finalmente, Renato Garín terminó su intervención  asegurando que “la derecha ya está diciendo que un plebiscito en octubre generará más incertidumbre en el país. Y yo les quiero decir, la verdadera incertidumbre es el gobierno que, para salvarse, hace el acuerdo del 15 de noviembre y, con la otra mano, tiene a Cristián Larroulet, que quiere echar abajo ese plebiscito”.

GENTILEZA DEL DESCONCIERTO

FALLECE COMPAÑERO LUIS LEYTON ZAMORA

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS

 
Lamentamos comunicar el fallecimiento de nuestro compañero y amigo LUIS LEYTON ZAMORA (72 años). estudiante de Publicidad en la UTE , hasta el año 1973.
Desde hace algunos años se encontraba internado en un hogar de ancianos en la comuna de Ñuñoa. Padecía algunas enfermedades, especialmente Parkinson, lo cual le impedía desplazarse.
Entregamos nuestras sentidas condolencias, a su familia , y nuestro apoyo solidario en estos dificiles momentos que esta pasando
CORPORACION SOLIDARIA UTE-USACH